PASOS PARA REALIZAR UN CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGETICA

certificado-energetico-banner

El Certificado de Eficiencia Energética es obligatoria a partir del 1 junio de 2013 en cualquier contrato de alquiler o venta.

1. ¿Qué es un Certificado de Eficiencia energética?

Se trata de un documento realizado y firmado por un técnico competente (solo los pueden realizar Arquitecto y Arquitectos Técnicos) que contiene información sobre las características energéticas y la calificación de eficiencia energética de un edificio existente o una parte de éste. Este certificado especifica mediante una escala de siete letras de la A a la G, el nivel de emisiones de CO2 de la vivienda.

2. ¿Cómo se realiza?

Lo más importante es que un técnico cualificado como el Arquitecto o el Arquitecto Técnico se desplace al inmueble para realizar el estudio. Se deben tomar datos de las características de fachadas y cubiertas (envolvente) en cuanto a su composición y dimensiones, así como de las instalaciones de acondicionamiento (frío, calor y calidad del aire) y producción de agua caliente, en algunos edificios además se tiene en cuenta la iluminación, la ubicación, la orientación y el año de construcción. El certificado debe incorporar una propuesta de medidas de mejora, su coste y el ahorro que supondrían.

Además, para realizar la certificación los datos obtenidos de la visita in situ del edificio o vivienda se deben utilizar unas herramientas informáticas reconocidas y validadas por  el Ministerio de Industria.

3. ¿Cómo lo comunico a la Administración Pública?

Una vez que el técnico evalúa la vivienda y elabora el certificado, es obligatorio comunicarlo al organismo competente en cada Comunidad Autónoma y registrarlo. Cada Comunidad regula el registro de los certificados energéticos dentro de su ámbito territorial, medios, modelos, plazos y coste.

4. ¿Quién lo hace?

El certificado debe realizarlo un técnico competente. Los Arquitecto, arquitectos técnicos o aparejadores son las únicas profesiones habilitadas para efectuar estos certificados.Además, las Comunidades Autónomas están obligadas a elaborar un registro de profesionales habilitados para hacer estas certificaciones. Es importante  garantizar que la certificación la está realizando un técnico acreditado.

5. ¿Cuánto cuesta?

El precio del certificado es libre, lo que ha dado pie a ofertas de dudosa fiabilidad. Algunas empresas ofrecen el certificado gratis a cambio de ejecutar después las obras de reforma que se recomiendan. En otros casos, hay ofertas que garantizan de antemano una certificación positiva, lo que atenta contra el rigor de esta etiqueta y que pueden conllevar multas por parte de la Administración.

6. ¿Quién debe tenerlo?

Deben tenerlo todos aquellos propietarios que vayan a alquilar o vender una vivienda. El Real Decreto establece, salvo concretas excepciones, que la etiqueta energética debe incluirse en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o alquiler. Cuando se venda o alquile, el vendedor debe entregar el certificado al comprador o arrendatario, es exigible para los contratos de compraventa o arrendamiento celebrados a partir del 1 de junio de 2013.

7. ¿Cuánto dura?

El certificado tiene una validez máxima de diez años, a contar desde la fecha de su emisión, y el propietario es el responsable de su renovación o actualización. No obstante el propietario puede actualizarlo voluntariamente cuando considere que existen variaciones en el comportamiento energético del inmueble, por mejoras realizadas por ejemplo.

8. ¿Qué ocurre si no lo tengo o está mal hecho?

Con respecto a las sanciones, éstas serán de 300 a 600 euros en caso de infracción leve, de 601 a 1.000 euros por infracción grave y de 1.001 a 6.000 euros para las muy graves. Una falta leve, por ejemplo, sería publicitar la venta o alquiler de una vivienda sin su calificación, no exhibir la etiqueta de eficiencia o exhibir una sin el formato y contenido mínimos; o expedir certificados sin la información mínima.

Se considerarán infracciones muy graves falsear la información en la expedición o registro de los certificados, actuar como técnico certificador o agente independiente autorizado sin contar la habilitación pertinente o publicitar en la venta o alquiler de edificios una certificación que no esté respaldada por un certificado en vigor.

9. ¿Para qué sirve?

El Certificado sirve para conocer el comportamiento energético de un inmueble así como los consumos y emisiones atmosféricas, además incluye una serie de recomendaciones y propuestas de mejora para optimizar diversos aspectos de la vivienda o inmueble y conseguir un ahorro. La finalidad de este documento es reducir los consumos energéticos del edificio así como reducir las emisiones de CO2 como consecuencia del uso energético.

10. ¿Cómo mejorar los rendimientos energéticos de tu vivienda?

Lo más inmediato es mejorar la eficiencia de los equipos así como el tipo de combustible que utilizan. Los sistemas eléctricos son los más penalizados. También hay que reducir las demandas o necesidades y esto pasa por mejorar el nivel de aislamiento y las características de las ventanas, sin olvidar la influencia que en ambos tiene la zona climática y orientación del edificio, su altura, etc.

 

Luis Altafaj Gomez

Arquitecto.