casas radioactivas

Casas Radioactivas

Casas Radioactivas

Los peligros del Gas Radón

 

casas radioactivas

Casas Radioactivas. El radón es un gas radiactivo que representa un riesgo para la salud. La OMS estima que es la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón después del tabaco y que entre el 3 y el 14% de los cánceres de pulmón pueden ser debidos a la inhalación de este gas.

El radón se produce, de forma natural, en el subsuelo, a 1 metro de profundidad aproximadamente, y emana a la superficie, en mayor o menor medida, dependiendo del tipo de suelo.Se produce más radón en zonas graníticas que en las arcillosas o calcáreas, la razón es por el contenido de uranio y torio en el granito que es mayor que en otros tipos de piedras como las areniscas, carbonatadas o basálticas, por poner un ejemplo.

 

Zonas de Posible Penetración del Gas Radón en la Vivienda

 

casas radioactivas

Suele introducirse en nuestras viviendas:

1. Por las grietas de asentamiento que se forman en forjado del suelo.

2. En las uniones entre suelo y paredes.

3. Por las juntas de tuberías, desagües y sumideros.

4. El radón se concentra con mayor facilidad, ya que es más pesado que el aire, en los garajes subterráneos, en los sótanos, bodegas y otras zonas estructurales en contacto directo con el terreno.

5. Por sondeos y pozos que captan aguas subterráneas contaminadas con radón para el uso doméstico, como duchas, inodoros a través del saneamiento, humedades por filtraciones, riego etc.

 

El gas radón en ocasiones se acumula por la forma en la que está construida la vivienda, porque está mal aislada o porque hay una grieta en el terreno que da lugar a una fuente de radón.Las mayores concentraciones se producen principalmente en los sótanos de las viviendas que no se encuentran bien sellados, por pozos de captación del agua, a través de los muros subiendo desde la cimentación, grietas de los muros del sótano, humedades por filtraciones, inodoros a través del alcantarillado, duchas etc…

 

¿Por qué 300bq/mᶟ es el Límite para Protegernos del Radón?

 

Las zonas de mayor concentración de gas radón en España son las que están asentadas sobre suelos de granito.

La cartografía del potencial de radón en España, desarrollada por el Consejo de Seguridad Nuclear, categoriza las zonas del territorio estatal en función de sus niveles de radón y, en particular, identifica aquellas en las que un porcentaje significativo de los edificios residenciales presenta concentraciones superiores a 300 Bq/m3.(Bequereles/metrocubico) Límite de Peligro para la Salud.

 

 

casas radioactivas

 

Estos últimos días hemos visto muchas noticias en los medios sobre lanecesidad de regular las concentraciones de radón en interiores. La Organización Mundial de la Salud recomiendan no superar un valor de concentración de 100 Bq/m³, la Agencia Norteamericana de Protección Medio ambiental eleva ese límite a 148 Bq/m³ y la Comisión Europealo establece en 300 Bq/m³, pero, ¿qué representan esos límites?( que es un valor tres veces superior al de la OMS, por lo tanto peligroso).
Lo primero es aclarar que un bequerelio (Bq) es la unidad que utilizan los físicos para medir la frecuencia de desintegración de un núcleo radiactivo. 300 Bq/m³ se corresponden a 300 desintegraciones por segundo de átomos de radón en un volumen de aire de un metro cúbico.

Este impacto biológico o dosisse mide en unidades de sievert (Sv).

Una exposición a 100 Bq/m³ de radón durante ocho horas al día a lo largo de un año se corresponde con una dosis de unos 0.004 Sv o lo que es lo mismo 4 mSv. Por tanto todo parece indicar que una dosis de 4 mSv (100 Bq/m³) está dentro del promedio de radiación que recibimos anualmente y que 12 mSv (300 Bq/m³) estaría en el límite superior tres veces por encima de lo recomendable.Obviamente, a la hora de establecer esos límites las autoridades tienen en cuenta otros factores como los económicos. Es decir, debemos plantearnos el coste que representa en una determinada área geográfica el imponer un límite u otro.
Es una obligación del Consejo de Seguridad Nuclear facilitar todos los datos a nivel local y proporcionar a los Ayuntamientos los mapas de emisiones del radón de los suelos edificables. El radón tiene un periodo de desintegración de 3,8 horas.

 

Cómo Afecta a Nuestra Salud el Gas Radón

 

casas radioactivas

La absorción de esta radiación provoca ionizaciones y excitaciones de las estructuras celulares provocando efectos lesivos: puede dañar directa e

indirectamente el DNA y provocar mutaciones en el tejido pulmonar.

Evidencias científicas y médicas,demuestran que la exposición prolongada al gas radón, en concentraciones moderadas como las que presentan las viviendas, puede ocasionarnos cáncer de pulmón.

Cuando al respirar, incorporamos el gas radón a nuestro torrente respiratorio, las partículas altamente radiactivas, se adhieren al tejido pulmonar, donde irradian las células bronco pulmonares.

 

Esta radiación puede alterar las células, causando cáncer de pulmón.

• 1999,en el informe BEIR VI (BiologicalEffects of lonizingRadiation VI) se establece que la exposición al gas radón es el segundo factor de riesgo de contraer cáncer de pulmón después del tabaco y el primero en no fumadores.

• La EPA (EnviromentalProtection Agency), estima que la radiactividad del gas radón es la causa de 21.000 muertes por cáncer de pulmón al año en Estados Unidos.

• Estudios realizados en Galicia (España), cifran en 332 muertes al año en esta región, ocasionadas por cáncer de pulmón en las que interviene la exposición al gas radón. (Fuente:”Attributablemortality to radonexposurein Galicia,Spain”. Mónica Pérez-Ríos, Juan M. Barros-Dios, Agustín Montes-Martínez and Alberto Ruano-Ravina).

 

Legislación Aplicable al Gas Radón

 

casas radioactivas

La OMS recomienda a los países desarrollar programas nacionales para reducir el riesgo de las personas que vivan en entornos con concentraciones de gas radón elevadas. Para ello propone establecer un nivel de 100 bequerelios por metro cúbico y, en los casos que no sea posible, imponer un nivel que no supere los 300 Bq/m³.
El Consejo de la Unión Europea aprobó la Directiva 2013/59/Euratom de 5 de diciembre de 2013 por la que se establecen normas de seguridad básicas para la protección contra los peligros derivados de la exposición a radiaciones ionizantes, en la que establece que los Estados miembros adopten las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas para cumplir lo establecido en la Directiva. La fecha límite era el 6 de febrero de 2018 pero el Gobierno de España no ha publicado aún la transposición.

 

La directiva señala que los Estados miembros instaurarán niveles nacionales de referencia para las concentraciones de gas radón en recintos cerrados en los lugares de trabajo. El nivel de referencia para el promedio anual de concentración de actividad en el aire no superará los 300 Bq m³.
La directiva de la UE dispone, entre otras, las siguientes obligaciones:

Los Estados miembros exigirán a las empresas que informen a los trabajadores expuestos acerca de:

– Los riesgos para la salud relacionados con la exposición a la radiación en su puesto de trabajo.
– Los procedimientos generales de protección radiológica y precauciones que deban tomarse.
– Los procedimientos de protección radiológica y precauciones que deban tomarse en relación con las condiciones operacionales y de trabajo, tanto de la práctica en general como de cada tipo de puesto de trabajo o tarea que se les pueda asignar.
– Los Estados miembros exigirán a la empresa o, en caso de tratarse de trabajadores exteriores, al empresario que proporcionen programas adecuados de formación e información sobre la protección radiológica a los trabajadores expuestos.

La normativa europea también indica las siguientes responsabilidades:

Los Estados miembros garantizarán que la empresa sea responsable de evaluar y aplicar las medidas de protección radiológica de los trabajadores expuestos.

Los Estados miembros exigirán a las empresas que recabenasesoramiento de un experto en protección radiológica dentro de sus ámbitos de competencia:

– El examen y comprobación de los dispositivos de protección e instrumentos de medición.
– El examen crítico previo de los proyectos de instalaciones desde el punto de vista de la protección radiológica.
– La comprobación periódica de la eficacia de los dispositivos y técnicas de protección.
– La calibración periódica de los instrumentos de medición y comprobación periódica de su buen estado y uso correcto.

Los Estados miembros exigirán que losresultados de la vigilancia individual se pongan a disposición:
– De la autoridad competente, de la empresa y del empresario de los trabajadores exteriores
– Del trabajador interesado.
– Se remitan al servicio de salud laboral para que interprete las repercusiones de los resultados para la salud humana.

Los Estados miembros exigirán que las empresas o, en el caso de trabajadores exteriores, los empresarios, permitan que los trabajadores tengan acceso, si así lo solicitan, a los resultados de su vigilancia individual, incluidos los resultados de las mediciones que hayan podido utilizarse para su estimación, o a los resultados de la evaluación de sus dosis efectuadas como consecuencia de la vigilancia del lugar de trabajo.

Prevención y Corrección

Prevención

La mejor manera de evitar el problema es establecer las medidas protectoras que sean oportunas en el momento de la construcción de nuevas viviendas. Muchos países llevan años desarrollando estas prácticas de prevención. Finlandia, Irlanda, Noruega, Suiza o Suecia establecen medidas de control de radón en todas las viviendas nuevas. Otros países solo las establecen en zonas con altos índices de radón.

En nuestro país sería necesario que se incluyeran en el Código Técnico de la Edificación las medidas de prevención oportunas. Esperamos que en breve este problema esté resuelto, ya que estamos obligados a trasponer la Directiva 2013/59/EURATOM. El plazo para hacerlo termino en febrero de 2018.

Una vez que la normativa esté publicada, habrá que asegurarse de que los implicados en la construcción (promotor, constructor, etc.) actúen con responsabilidad y ejecuten de forma correcta las medidas preventivas previstas. El problema es que hasta que no esté la casa cerrada no se podrá comprobar, en invierno, el resultado.

 

Lo que debes saber si vas a comprar una casa nueva:

. Debes saber si está en zona de riesgo de radón. Puedes mirar en nuestros mapa de radón.
. En caso afirmativo, debes exigir al constructor un certificado de responsabilidad que garantice que la casa cumplirá, como mínimo, los requisitos que establezca la ley. Preferiblemente que no se superen los 100 Bq/m3, tal y como recomienda la OMS.
. Debes pedir que se incluya una cláusula en el contrato de compra-venta por la que el vendedor se comprometaa asumir los costes de las obras de remediación en caso de que el nivel de radón esté por encima de 100 Bq/m3.
. Asegúrate de que el arquitecto tienen la capacitación adecuada sobre radón.
. Es muy importante que los ayuntamientos se impliquen en el control durante la construcción. Para ello deberían formar a sus técnicos municipales en las competencias necesarias y un adecuado conocimiento del riesgo.

Que los ayuntamiento tengan un registro georreferenciado con las mediciones que se realicen en cada municipio. Estos datos serán reflejados mapas, públicos y accesibles para todo el mundo.

Corrección

Para reducir los niveles de gas radón en edificios ya construidos existen diferentes técnicas. El decidir la técnica más adecuada dependerá de múltiples factores. El tipo de construcción, la forma de cimentación y el terreno sobre el que está construido serán determinantes a la hora de elegir un sistema de remediación. En algunos casos se tendrán que combinar diferentes técnicas para conseguir mejorar los resultados.

Cualquier medida de corrección requiere de un trabajo previo de diagnóstico que garantice unos resultados en términos de costo-eficiencia. Este diagnóstico debe realizarlo personal adecuadamente formado en la materia. En algunos países existen empresas especializadas en este tipo de actuaciones; no es el caso de España.

 

De forma genérica describimos las diferentes técnicas que se utilizan:

Membranas o láminas antirradón:

Son láminas que se colocan, durante la construcción, entre el terreno y la edificación, con el objetivo de impedir que el gas radón entre en la casa. El principal problema que plantea esta técnica es garantizar la integridad de dicha lámina durante el proceso de instalación y construcción, puesto que si tiene cualquier fisura, rotura o punción pierde su efectividad.

 

 

– Sellado de superficies:

Esta técnica se puede utilizar en algunos casos, que siempre ha de definir un experto según criterios técnicos. Consiste en la proyección o instalación de una lámina química de un material que evite la inmisión del radón en interiores.

 

casas radioactivas

 

– Ventilación del forjado sanitario:

En este tipo de construcción, la instalación de una o varias rejillas de ventilación en el forjado sanitario es una técnica preventiva de bajo costo que permite conseguir importantes reducciones de gas radón.

 

– Despresurización activa del suelo:

Este método tiene un resultado muy eficiente en los casos en que el diagnóstico aconseje esta técnica. Consiste en la despresurización del suelo bajo la losa, bien mediante la construcción de arquetas o bulbos de depresión, o por la instalación de una red de tuberías tipo Dren conectadas a un elemento de extracción eléctrico que funciona en continuo. Esta despresurización, que debe ser de al menos 5 Kpa (kilopascales), hace que el gas radón circundante en el terreno entre en la mencionada arqueta o bulbo y pueda ser extraído desde ahí hacia un punto elevado de la vivienda, idealmente la cubierta del edificio.

 

casas radioactivas

 

– Ventilación activa bajo el piso:

casas radioactivas

Similar a la ventilación del forjado sanitario, a la que se le añade un sistema mecánico de impulsión o extracción.

– Ventilación natural de los espacios habitados:

En determinadas ocasiones simplemente con aumentar la ventilación natural se consigue disminuir la concentración del gas radón.

– Ventilación activa del espacio habitado:

En la actualidad existen modernos sistemas de ventilación con recuperación de calor que pueden aumentar la tasa de ventilación del edificio.

Se debe evitar los sistemas basados en extracción, ya que el resultado es el contrario al deseado: normalmente las concentraciones de radón aumentan. Son preferibles, por dar mejores resultados, los sistemas que producen una sobrepresión que evita la inmisión del gas en el interior del recinto.

 

En cualquier caso y sea cual sea el sistema que se utilice es necesario realizar mediciones para comprobar la efectividad. Además en edificios ubicados en zonas de riesgo siempre es aconsejable realizar mediciones, al menos, cada 5 años.

 

Conclusión

 

Tener un buen estado de salud o no, depende de multitud de factores…
Llevar una dieta sana y equilibrada, mantener una buena higiene, practicar ejercicio de manera regular y acorde con la edad, evitar el consumo de sustancias tóxicas como el tabaco, el alcohol o cualquier otro tipo de droga, crear un buen ambiente a nuestro alrededor fomentando las relaciones personales sanas evitando el estrés, hacerse chequeos médicos de manera periódica etc. Pero no nos damos cuenta de que tenemos un grave problema en nuestro hogar sin saberlo, el gas radioactivo Radón.

Nunca se ha tenido en cuenta y ahora es algo de lo que se empieza hablar. En mi opinión, hace falta mucho para que realmente se le de la importancia que tiene por todo lo explicado anteriormente. Espero que este artículo os ayude a conocer los peligros del Gas Radón y también, quiero agradeceros el seguimiento que hacéis de nuestras publicaciones.

Un afectuoso saludo a tod@s

Luis AltafajGómez
Arquitecto de ARSITEK Estudio de Arquitectura